viernes, 5 de junio de 2015

Mi crítica constructiva al PeruModa 2015

Hemos visto varios cambios en esta nueva versión del PeruModa. El esfuerzo del equipo de producción es notorio, sin embargo aún hay muchos puntos por corregir -sucede en todo evento grande- como mantener la calma, bajar el termómetro de bipolaridad y sobre todo subir la temperatura en las salas, para que las anteriores mencionadas no incomode o afecte a nadie........Aseguraría por un rato que el aire acondicionado,  fue el detonante para tensar a muuuuuchas personas.
Pero dejando de lado esto, debo mencionar lo positivo de esta edición:  la idea del Stylist que supervise los detalles de las marcas, mejoró la puesta en la pasarela, haciendo más atractivo el diseño para los compradores que hasta ahora,  no nos toman en cuenta más allá de ser producción industrial o insumos para ellos.  
      
La Unión hace la fuerza? 
Al enterarme de esta alianza para fomentar el diseño en el país, mi entusiasmo fue grande. Sin embargo debo decir: la diferencia entre las marcas y diseñadores fueron abismales y no salió como se esperaba... Mmmmm   ¿Por que? Fácil, predominó la esencia del diseñador por encima de la esencia de cada marca. Yo esperaba un trabajo más cercano con cada empresa, no la prolongación de colecciones personales de cada diseñador. Conforme se iban conociendo las propuestas, se escuchaba en muchos la frase "fue más de lo mismo" y con toda razón lo decían, salvo Roger Loayza - algunas combinaciones femeninas carecían de armonía-  quién dentro de todo, aportó diversión y color a Dunkelvolk, sin perder ese espíritu urban surfer de la marca, arriesgando más que el resto. 

Por otra parte José  Clemente, juega con telas, combinaciones de color y entalle en cada pieza, mancando diferencia entre su línea y la de John Holden, que cada look se veía aburrido ademas de cero fiting en los modelos.


Sergio Dávila presentó una propuesta cosmopolita -como siempre- súper Fit y con detalles que ciñen la cintura masculina. Hasta ahí todo bien, sino fuera sólo porque todo era la esencia de Sergio Dávila. Pero donde queda MBO? Mmmmmmmm sepultado con el styling básico y soso que mostró previamente en la pasarela.  
De las marcas la que llamo mi atención fue Antarah, con un buen manejo de Styling en varios looks, pero al cabo de un rato pensaba: ¿hasta cuando seguiremos emulando el ya desgastado estilo normcore?.... Terminó ese desfile y salió la colección de Alessandra Petersen, compuesta de tejidos en distintos tamaños con detalles interesantes de flecos en fibra de alpaca que se ubicaban en diferentes partes de la prenda. Acompañó la puesta con piezas fluidas de seda y gasa - todo similar a la desaparecida coleccion en abril-  notando en esta ocasión, la falta de plancha en las costuras para fijar el acabado de algunos vestidos. 

En el caso del desfile "Alpaca Perú" hay varias cosas que decir: creí firmemente se dejaría en el olvido los gorros, vestidos básicos y  chompas desfavorecedoras (parecían sacadas del libro "Aprenda a tejer con la tía Pancha"..... Plop). Mientras veía ese deslucido show,  mi cara se chorreaba como una vela, por que no comprendo como habiendo suficiente talento en este país se pueda mostrar tan poca destreza en algunos diseñadores de "renombre". Solo terminaron por convencerme algunas cosas de Sumy Kujon y Meche Correa, capturando mi atención, por que le dieron frescura al bloque, por el juego de detalles/formas limpias en el minimalismo de la primera,  y los accesorios/piezas oversize de la segunda.  Escudo, tiene piezas bien hechas pero -dejavú- no mostró nada nuevo. 
   
Punto aparte es Jorge Luis Salinas -no solo por ser el ganador de ambos premios de Macy's, como marca y diseñador -que marcó un antes y un después en el evento. El debió cerrar con broche de oro el PeruModa 2015, sus kimonos tejidos mezcla dos culturas tan exquisitas como lo es la nuestra y la de Oriente en un solo concepto, empleando nuestras técnicas del saber-hacer. Este es un trabajo que refleja creativad y conciencia con comunidades, trabajando con ellas durante 4 meses para desarrollar esta maravillosa colección. Gracias a esta puesta y el notable cambio de su marca Emporium, JL se va por un año a Estados Unidos para aprender muchas cosas respecto a la negociación de empresas, mientras en paralelo lo diseñado para Macy's se venderá en Washington. 


 Por ultimo Cavalera fue el invitado internacional este año. La reconocida marca proveniente de Brasil, mostró un estilo moderno,  buena combinacion de las texturas, reinvención de los básicos, buen acabado y creatividad en sus complementos, que gustaron a más de uno. 
Así me despido, felizmente terminaron esos días intensos que hasta ahora me siento agotada y no me recupero.....hahaha.. Los dejo  "sonrían! Cambio y Fuera. :)

No hay comentarios :

Publicar un comentario