lunes, 16 de junio de 2014

No puedo vivir sin música ... Tu si?


Desde qué estaba en el vientre de mi madre, he sido víctima de una enfermedad que no tiene cura para mi y estoy consumida totalmente por ella: La música.
En mi familia cada uno contaba con un gusto musical ya definido. Mi madre, por ejemplo, era amante de la música criolla, mi papa de sus boleros, óperas y rock de los cincuentas; y ni que decir de mis hermanos: J era wave con dark, M mega salsera, P amaba las baladas,  R del metal y yo en medio de todos! 

Quien dice que en la variedad no está el gusto? Lo digo y reafirmo! Tuve la mejor escuela de música al lado de mi familia, asimilando todo y conociendo varias corrientes musicales al mismo tiempo. Pero mi amor por ella se reveló a los 4 años escuchando por casualidad  y con algo de terror en dos casos muy distintos. Con THE CURE, Robert Smith me impactó, ya que siempre tuve miedo a los payasos (el lucía más o menos así sin serlo) .... El segundo y no menos importante fue MORRISSEY, quien en un concierto de los SMITHS y unas flores en el bolsillo trasero, se contorsionaba de un lado a otro, mientras unos osados fans le rompían la camisa y sujetaban las piezas cual trofeos de guerra. Lloré y lloré ese día creyendo que le estaban sacando el ancho al pobre, pero no entendía mucho pues tenía 7 años y me asustaba de cosas muy violentas, cortesía del terrorismo. Ambos me marcaron, sobre todo por esos looks muy distintos, pareciéndome muy chistosas sus diferencias.

Y así conforme avanzaba de grado iban pasando los Depeche, New order, Soda, Hombres G, Guns N' Roses, NKOTB, R.E.M. y hasta los Roxette. Pero fue Nirvana con Kurt, Dave y Cris, con esa combinación de reniego social, hard rock y ropa de segunda, quienes me abrieron los ojos ante esa nueva década: los 90 tas. Ya en la secundaria comenze a experimentar con mi apariencia, usando las camisas y pantalones cortados de mi hermano mayor, botines dr Martens y polos grandes. Muchos me miraban horriblemente porque no comprendían que era parte de mi expresión y rebeldía, queriendo ser como mis héroes musicales convirtiéndome en hija del reciclaje familiar... O algo así! Hahaha.

A mitad de los 90tas la migración británica en mi walkman era inevitable. Los Gallagher bros. marcaron la pauta musicales británicas junto con Blur, Suede, Pulp, Verve y más, teniendo un estilo único a nivel musical imponiendo sus looks minimalistas pero con una cuota de fashionistas! Sino miren el video Beautifull Ones, Dont  Look Back in Anger, Better Sweet Symphony. La excepción a la regla fue durante mucho tiempo fue Blur, quienes se quedaron con outfits más urbanos y hasta deportivos... Pero poco antes del nuevo milenio, cambiaron de imagen a looks más casuales, alineandose con la nueva corriente de diseñadores británicos. 

Tuve mi época de criptas y tratratra en la universidad o fiestas de la parroquia donde era monaguilla, pero descubrí entre esos años un sitio donde a pesar de ser menor de edad (me pintaba en exceso para parecer mayor) y escuchaba a todos mis grupos favoritos: Nebula - Bauhaus, donde conocí  el placer de bailar sola e ignorar al planeta entero, cerrando los ojos para disfrutar completamente de las canciones. Hubo un tiempo que me canse de ver a otros teniendo su grupo y decidí experimentar jugando a la rock band! Aunque tras 2 presentaciones se disolvieron mis aspiraciones a formar parte de la música (honrando a los Ramones ....siempre me inspire en Joey) fue una de las mejores experiencias de mi vida! Y es que de eso se trata, de poder disfrutar enormemente lo que más te guste y vivirlo al máximo, porque yo a mis 32 puedo decir que la música me lleno, fue mi amiga  y compañera en los momentos más hermosos (primer amor), tristes (fallecimiento de mi abuelo y amigos),  raros (cuando lo conocí), camaleonicos (mis primeros looks) locos ( en la fiesta de graduacion: con camisa de mi hermano, pantalón pitillo negro y sombrero de copa.. Hahahaha). Sólo se que después de escribir esto... No puedo imaginarme la vida sin música.... Que aburrida sería no? 

No hay comentarios :

Publicar un comentario